Nervis Villalobos, enchufado con impresionante fortuna en Andorra

4
59083
Nervis Villalobos Notienchufados
Compartir

A Nervis Villalobos se le atribuye el despilfarro de millones de dólares en obras inconclusas y otras no ejecutadas durante el mandato del expresidente Hugo Chávez. Una vez “fuera” de la cúpula del Ejecutivo, el exministro de Energía Eléctrica cosechó una red de corrupción en la que abrazó más de 27 millones de dólares en paraísos fiscales.

Lejos de los expertos, son pocos los que recuerdan el nombre de Nervis Villabolos. Quizá porque han pasado doce años desde que se alejó de la arena política, espacio en donde -luego del golpe de 2002- juró lealtad a Hugo Chávez; o tal vez porque seis años no bastaron para hacer algo que quedara grabado en la psique del venezolano, como la culminación de un proyecto prometido, o porque simplemente supo cómo pasar desapercibido, aunque fue regañado durante un Aló Presidente.

Nervis Villalobos ENCHUFADO!

Lo cierto es que Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas no es cualquier venezolano, y mucho menos está cerca de ser un ciudadano ‘común’. El especialista en Energía Eléctrica protagoniza un largo episodio de corrupción que lo ha llevado a encabezar titulares de medios locales e internacionales.

Nervis Villalobos

Aunque sus acciones tomaron por sorpresa a algunos, hay quienes afirman que la conducta de este ingeniero era de esperarse. Así lo considera el exviceministro de Energía y Minas Víctor Poleo, quien lo describe como un experto en “láminas de power point”, pues a su juicio Villalobos nunca tuvo talento ni ética, solo astucia para insertarse con habilidad dentro del sistema.

Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas expone en sus redes sociales y su página web atractivos títulos: Ingeniero eléctrico egresado de la Universidad del Zulia en 1990 con una especialización en el área de Planificación de Sistemas Eléctricos de la Universidad de Chicago en 1993, y una especialización en Planificación Energética Integrada en la Agencia Internacional de Energía de París, Francia en 1997; siendo ambas preparaciones un proceso de formación que le financió la empresa Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven), una de las compañías más longevas y eficientes del sector eléctrico, donde Villalobos comenzó su desarrollo profesional.

Un exgerente de la empresa, que prefirió mantener su nombre bajo anonimato, explica a Clímax que Nervis comenzó a laborar en las instalaciones de Enelven en la década de los noventa, y en principio se desempeñó en el área de Despacho de Cargas, un espacio técnico donde se evaluaban los sistemas de transmisión.

Nervis Villalobos enchufado

Más tarde, “Nervis pasó al departamento de planificación. Ahí hacía los estudios de la demanda, la planificación del sistema. Como estaba bien preparado, se destacó y fue completamente normal su desempeño”, alega el exgerente. De esta manera, Villalobos comenzó a viajar a Caracas como uno de los delegados que la empresa enviaba a los grupos de trabajo con la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis).

El ingeniero y exdirector de la Opsis Miguel Lara Guarenas recuerda haber coincidido con Villalobos en múltiples reuniones. Desde lo poco que lo conocía, al director nunca le dio mala espina; por el contrario, agrega que siempre lo observó “como un ingeniero más, técnico y profesional”.

Llegado el año 1999, cuando los expertos en energía eléctrica discutían la elaboración de Ley del Servicio Eléctrico, las empresas que integraban el sector, interesadas en prestar todo el apoyo posible, contribuyeron con el talento humano capacitado que disponían. Fue entonces cuando el jefe de Nervis Villalobos lo ofrece al exviceministro de Energía y Minas Víctor Poleo. “Me dijo que tenía a un ingeniero que era bastante hábil en producir láminas de power point. Fue audaz, se fue metiendo y capturando espacios”, explica Poleo.

Con la llegada de José Luis Pacheco al viceministerio, un militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y del Movimiento Marxista Leninista de Venezuela (MMLV), Víctor Poleo es destituido. Corría el año 2000 y Pacheco, entonces viceministro de Planificación, asumió ese despacho. “Este ingeniero no era ingeniero electricista, era civil. No sabía nada”, explica el exfuncionario de Enelven.

Nervis Villalobos 4

A las reuniones que el ministerio programaba, Enelven continuó enviando a Villalobos, pues ya tenía experiencia en encuentros con la Opsis, que lo ayudó a “destacarse porque estaba bien preparado”. Así, “Nervis comenzó a participar y empezó a ganarse la confianza de Pacheco”, dice el exgerente consultado por Clímax. El nuevo viceministro se empezó a apoyar en Nervis, al punto de solicitar a Enelven que se lo mandara para que fuese su acompañante a la hora de hacer presentaciones en el Gobierno.

“Llegó el momento que pidió a Enelven que se le asignara a tiempo completo a Nervis para que trabajara con él en comisión de servicio. Nervis pasó al Ministerio. Ahí se convirtió en una persona muy importante”, alega el exfuncionario que considera que fue entonces cuando le “empezó a nacer el gusanito de la corrupción”.

Villalobos Cárdenas caló en la entidad gubernamental. Fue secretario de una comisión nombrada por Hugo Chávez para atender el déficit eléctrico que OPSIS advertía y, en 2002, tras un “conflicto que hubo con José Luis Pacheco”, fue nombrado viceministro de Energía y Minas, sustituyéndolo. “No sabía que tenía inclinaciones políticas. Para mí fue una sorpresa cuando apareció en el ministerio”, recuerda Miguel Lara Guarenas.

Pero desde que Nervis tuvo poder sobre la administración de fondos, las irregularidades surgieron. Lara Guarenas recuerda que las empresas eléctricas le asignaron un presupuesto a Villalobos para que desarrollara una campaña de concientización ante la crisis eléctrica que se acercaba. El proyecto nunca se llevó a cabo y el dinero desapareció. “Fueron como 11 mil millones para que hiciera una campaña de cómo ahorrar la energía, minimizar el uso de Guri. No salió ningún jingley el dinero tampoco”. “Una vez que yo supe esto, ya sabía que estaba en otros pasos”, manifiesta Lara Guarenas.

Nervis Villalobos 5

Más tarde, en 2003, luego de la recolección de firmas para el referendo revocatorio contra el entonces presidente Hugo Chávez, Nervis Villalobos fue uno de los responsables en aplicar la famosa lista Tascón. “Despidieron a los mejores ingenieros que tuvimos en Enelven. Él personalmente dirigió el despido, y mi me pidió la renuncia; yo por supuesto no la acepté. Me jubilé en 2004”, recuerda el exgerente de Enelven.

Ese mismo año, Villalobos llegó a la presidencia de la Compañía Anónima de Administración y Fomento Eléctrico (Cadafe), un cargo al que pudo acceder por un cambio en los estatutos de la empresa, debido a que era incorrecto ejercer ambos oficios a la vez. Su gestión allí es imagen de presupuestos millonarios y proyectos inconclusos. Durante su presidencia, la estatal administró 643 millones de dólares que serían invertidos en 223 proyectos de transmisión (líneas y sub-estaciones). No obstante, tan solo 155 millones de dólares fueron invertidos en proyectos ejecutados.

La construcción de la Central Hidroeléctrica Fabricio Ojeda, conocida como La Vueltosa, en el estado Táchira, es muestra de aquel despilfarro. El 11 de mayo de 2003, Villalobos, como miembro directivo de Cadafe, autorizó al consorcio franco brasilero Alstom Power Hidro para la contratación, cuyo acuerdo establecía que la central estaría lista en un plazo de 37 meses contados a partir de la firma del acta de inicio, “por un monto de USD 160.463.000,00, distribuidos de la siguiente forma: componente nacional, 35% equivalentes a Bs. 77.152.616.187,50, a la tasa de cambio referencia de 1.373,75 bolívares por dólar; componente importado, 65% equivalente a USD 104.300.950,00”, reseña la periodista Maibort Petit.

Nervis Villalobos 6

No obstante, la ejecución de la obra se dilató pues un 80% del financiamiento corría por cuenta del Ministerio de Finanzas con el Banco de Desarrollo de Brasil (Bandes), acuerdo que tomó más tiempo del esperado. De esta manera, los 37 meses no se cumplieron. El 22 de septiembre de 2004 se suscribió el Acta de Inicio para la construcción de la Central Hidroeléctrica “Fabricio Ojeda” y sus obras asociadas que ejecutaría Alstom Power Hidro (CAPHI). De acuerdo al contrato N° 2003-0078-6100. Cadafe pidió una prórroga para conseguir el dinero del financiamiento que correspondía a Venezuela.

El retardo de la ejecución de la obra le valió a Villalobos un escarnio público por parte del expresidente Hugo Chávez durante un Aló Presidente. Finalmente, La Vueltosa comenzó a operar una década más tarde, e inconclusa, en 2013. Aún en 2018 no trabaja a total capacidad.

Según el portal Antilavadodedinero.com, en 2008 la policía suiza allanó las oficinas de esta empresa y procedió a realizar varios arrestos por señalamientos de corrupción y lavado de dinero. “En 2007, Alstom fue acusada de pagar a funcionarios del Ministerio de Energía y la estatal Cadafe millones de dólares en sobornos para ‘ganar’ el contrato de La Vueltosa”, dice la reseña.

Víctor Poleo explica que la Contraloría General de la República; presentó un informe en 2005 ante la Asamblea Nacional con irregularidades de la gestión de Nervis Villalobos. Sin embargo, el caso no tuvo seguimiento pues “estábamos en 2005, se renovaba el Parlamento y la oposición no participó. Ese informe no fue procesado y Nervis Villalobos se salvó”. En 2007, el diputado Luis Tascón insistió en denunciar irregularidades, pero nada pasó.

Las huellas que dejó en PDVSA

Tras su destitución como viceministro de Energía y Minas; Villalobos se desempeñó como “Asesor internacional independiente en materia energética” entre los años 2006-2015. No obstante, Víctor Poleo asegura que una vez fuera del Ministerio de Energía y de Cadafe; Rafael Ramírez lo contrata en Pdvsa como “encargado de negocios eléctricos”; un cargo en el que fungió como gestor en la compra de plantas “que no sirven”.

Las investigaciones que Estados Unidos y España han llevado a cabo develan que Nervis Villalobos; durante su estancia en la estatal petrolera; cobró comisiones millonarias y sobornos por conseguirle a empresas extranjeras licitaciones y contratos con la petrolera venezolana; dinero que más tarde sería blanqueado en una cuenta en el Principado de Andorra.Nervis Villalobos 7

En 2013, Otto Reich, exembajador de EEUU en Venezuela, denunció que Nervis Villalobos; había sido intermediario en sobornos “para que el grupo estadounidense Derwick se adjudicara en 2009; proyectos energéticos en Venezuela”.

Asimismo, la compañía energética vasca Elecnor también figura entre las empresas que presuntamente pagaron “comisiones” a Villalobos. Tanto Villalobos como Elecnor han negado las acusaciones; sin embargo, la causa que instruye una jueza de Andorra posee un sinfín de documentos; que vinculan al exviceministro venezolano con esa compañía. Las autoridades andorranas señalan que Villalobos firmó un acuerdo con Elecnor; con el cual la empresa se comprometía a pagar “4,5% del contrato firmado entre Elecnor y Electricidad de Caracas; para la construcción de la planta de Ciclo Combinado Juan Manuel Valdez en Güiria; en el Estado de Sucre”, entre los años 2010-2012.

Nervis Villalobos 8

Detención de Nervis Villalobos

La mañana del miércoles 17 de octubre Nervis Villalobos; fue nuevamente detenido por la Brigada Central de Investigación; por Blanqueo de Capitales y Anticorrupción por la Policía Nacional de España. En esta oportunidad se debe a que por medio de una operación denominada Carabela -coordinada por la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción Nº 41 de Madrid, con apoyo del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU y la Sección de Análisis Financiero de la Unidad Central de Inteligencia- las autoridades detectaron “una serie de transferencias realizadas desde el extranjero por un consultor portugués, Hugo Gois”, explica El Confidencial de España.

Las transferencias tenían como destino las cuentas bancarias de una lista de personas vinculadas a “expolíticos de Venezuela; así como a los directivos de una sociedad de gestión de patrimonios que operaba en España, Columbus One”.

Hugo Gois fue declarado fugitivo y acusado por la justicia estadounidense de colaborar con la red de corrupción que se desarrolló a través de contrataciones y sobornos con Pdvsa; en las que Villalobos participó y por medio de las cuales se blanquearon hasta 1.200 millones de dólares.

Asimismo,  las autoridades españolas lograron determinar que la empresa Columbus One; “proveía de servicios de blanqueo de capitales a políticos venezolanos y directivos” de la estatal petrolera venezolana; y ayudaban a ocultar sus ganancias “mediante la inversión de los fondos en activos inmobiliarios situados en España”; por medio de una estructura de sociedades en Suiza, Malta e Italia.

Las autoridades han ordenado el embargo preventivo de más de 130 inmuebles; entre los que destacan un hotel, dos edificios residenciales; una lujosa urbanización con más de 40 villas en Marbella; y una decena de inmuebles localizados en el barrio de Salamanca. El valor de dichas propiedades suma un estimado de  72 millones de euros. Aunado a ello, se ordenó el bloqueo de más de 50 cuentas bancarias; “titularizadas por los miembros de la organización criminal”.

Fuente: elestimulo.com